Educación

Nos encantan los animales y queremos ayudar a todo el mundo (tanto a los animales como a las personas) a comprender y saber interactuar correctamente con el otro, respectando la naturaleza y la individualidad de cada uno. Por esto nos dedicamos a enseñar a:

  • PERSONAS qué comportamiento deben tener dependiendo de la situación y del animal, qué reglas seguir en la convivencia y cómo satisfacer sus necesidades. Todo comunicando y respetando su naturaleza.
  • ANIMALES les devolvemos su equilibrio, paz y tranquilidad natural, la confianza en su propietario (y en la humanidad en general) y en ellos mismos.

   Con nuestro método conseguirá la destreza de solucionar cualquier situación ya que trabajamos respetando la Naturaleza. Enfrentándose a todo tipo de circunstancia, le ayudará a coger experiencia y soltura, no solo con su animal, sino también con otros. A más, estamos encantados en darles las bases para aprender, comprender, comunicar y manejar si no tiene animal propio.

Educamos, reeducamos y resocializamos. Solucionamos problemas de comportamiento, vicios, miedos, inseguridades, agresividad, especializados sobretodo en perros y caballos (también trabajamos con otros animales como gatos). Y problemas físicos con osteopatía informacional especializada a cada animal (caballo, perro o gato).

Trabajamos con técnicas de entrenamiento que restablecen equilibrio y confianza. El equilibrio que creamos es a nivel físico, emocional y mental, siendo el entrenamiento personalizado y adaptado a su personalidad, tanto humana como animal. Al mismo tiempo pensamos en cada individuo igual que en el conjunto de la manada para poder satisfacer todas las necesidades con un trabajo creativo, activo y con mucha variedad. Reforzamos la confianza en sus propios actos y su relación con su/s animal/es.

Un factor importante es la constancia: persistencia y perseverancia. Siguiendo una línea de trabajo hasta conseguir el resultado deseado, pudiendo mantenerlo más tarde con facilidad y pequeños actos. La clave está en saber reaccionar en el momento adecuado, con la correcta actitud y aptitud (tranquila y convencida).

  • Dependiendo de la raza, edad, educación, adiestramiento y las experiencias adquiridas, ante la misma situación, un perro reaccionará distinto a otro. Considerando todos estos factores y encontrando la razón o causa primaria que causó este cambio en el comportamiento, elaboramos un plan de trabajo adecuado para devolverle al perro su equilibrio y tranquilidad.

    Comprender la conducta, interpretar el lenguaje corporal y saber la razón o causa por la que el perro actúa de una forma determinada es la respuesta a las dificultades en el manejo (cuando el perro está inquieto, miedoso, tímido, reservado, mal educado o agresivo). Cambiando la actitud del propietario enseñando cuando y como reaccionar. Equilibramos la jerarquía volviendo a establecer al propietario como líder.

    Nuestro método se basa en sus instintos, el perro es un depredador y al ser un animal de manada, el sistema de jerarquía se encuentra establecido en su conducta. Para el perro es muy importante saber que en la jerarquía, las personas (y no solo el propietario) están por encima de él. Verá que el trabajo de vigilar y proteger la manada ya no es su responsabilidad sino que este sitio está ocupado por los humanos. En consecuencia respetará y confiará en nosotros, podremos  influenciar en sus conductas y actitudes, como resultado pueden tranquilizarse y relajarse.

    El entrenamiento es de acuerdo con su personalidad y con la naturaleza de estos animales, teniendo en cuenta sus instintos, carácter y forma de actuar. Por ejemplo un perro de caza necesitará un plan de trabajo que satisfaga sus necesidades de rastrear, perseguir y cazar su presa; el perro pastor, una manada la cual puede vigilar y proteger; las razas de agua, necesitan nadar para estar equilibrados, etc. También teniendo en cuenta que dentro de la misma raza, hay carácteres que tienen cualidades distintas o atípicas a sus congéneres.

  • Lo que no cambia en todos los caballos son sus instintos, predominando el de huida y el de manada. Si trabajamos teniendo en cuenta sus instintos, respetamos su naturaleza y forma de ser.

    Un caballo siempre tiene la tendencia de salir corriendo ante un presunto peligro, ya que es su “protección” al ser un animal de presa (las personas son depredadores, enemigo natural del caballo). Para sobrevivir en la naturaleza debe formar parte de una manada (carencia) y así minimizar el riesgo de ser víctima de un depredador. Una manada conlleva un sistema jerárquico, que mantiene el orden y garantiza la protección.

    Un animal nace equilibrado y tranquilo. Su esencia cambia teniendo traumas, accidentes, mal manejo, dolores, malos tratos, etc. Este equilibrio mental y emocional se pierde y se vuelven intranquilos y nerviosos. En este caso reacciona precipitado y exagerado con respecto a la situación. Se asusta de todo y de nada y con una intensidad que puede ser peligrosa. Ya que el instinto de huida predomina y no ven cuando hay algo o alguien en su camino…

    Elaboramos un plan de trabajo que devuelve la tranquilidad y el equilibrio dependiendo del problema y de la causa que lo produjo, teniendo en cuenta la personalidad del caballo, el nivel del propietario y el objetivo a lograr. El cambio de comportamiento a nivel emocional y mental  lo fomentamos con ejercicios creativos como pie a tierra, subir al remolque, en el agua, saliendo de paseo, salto, en el hipódromo, jugar en libertad con o sin pelota, etc.

    Las dificultades con razones físicas las corregimos con osteopatía, material adecuado (montura, embocadura, etc.) y una recuperación adecuada y acompañada. Le enseñamos al propietario ejercicios y estiramientos a realizar para acelerar la curación.

    Nos enfrentamos a todos los retos, no importa si es pie a tierra o montado o sea una cuestión de comportamiento y vicios. No importa la disciplina: doma clásica, doma natural, salto, doma vaquera, alta escuela, enganche o simplemente salir de paseo… Y tampoco si no tiene ambiciones de montar y “solamente” quiere aprender más sobre estos maravillosos animales.